27 nov. 2007

¿Donde está la crónica?

Ya está aquí fiel a nuestra cita semanal, la única crónica postpartido perica que llega pasadas 48 horas del encuentro, cuando nadie repara ya en lo acontecido y se vive ensimismado en los pormenores que conciernen a la próxima jornada. Quizás por eso no lo lea ni el Tato Abadía, pero que más da, nosotros somos asín de chulos y hacemos las crónicas cuando nos apetece. Seguro que el Doctor Gert estaría de acuerdo con este tipo de análisis, nunca apremiado por las prisas que son malas consejeras... tomarnos un tiempo para analizar y reflexionar los hechos, hacer un estudio pormenorizado, no ofrecer un diagnóstico a la ligera y exponer claramente las impresiones obtenidas con tal de no equivocarnos y dar un diagnóstico erroneo. Que se lo pregunten sino a Tamudo allá por el 2000!!!



Pero a lo que íbamos, que maravilla, el españolismo vive subido en una nube de la que no se quiere bajar, un sueño del que no quiere despertar, un estado de felicidad que impregna a todos los estamentos de la entidad. El equipo va como un tiro (con números de champions) implicados y motivados en el proyecto, la secretaria técnica seria y rigurosa no se entromete en el trabajo de Valverde, el verdadero artífice del éxito deportivo. Nuestros jugadores comienzan a ser reconocidos con convocatorias en la selección, Tamudo recibe el premio "Protagonistas" por sus éxitos y fidelidad al club. El otro equipo de la ciudad comienza a intranquilizarse ante la ilusionante pujanza perica y comienza su particular caza de brujas ( DVD 3 Bessones), mientras pseudoperiodistas culés no pueden reprimir escupir su bilis antiperica por la boca. Ladran, luego cabalgamos. La directiva gestiona con temple la inminente llegada a la "tierra prometida", nuestro nuevo hogar. Se reduce la deuda, no se malgasta en fichajes, una pequeña venta de terrenos de Sadriá puede ser el maná que se reclamaba en esta nuestra larga travesía hacia Cornellá. Tenemos nuestros propios medios pericos: Blanciblau, Pericosonline, La Veu, Tiempo de Espanyol e incluso la web del club se ha vuelto funcional e informativa. Son tiempos de bonanza que no se pueden desaprovechar.

****
Conversaciones de grada

- ¿ Y de la crónica que? ¿No se supone que esta entrada era para eso?

- Bueno, la verdad que sí, pero es que no me he podido reprimir.

- Ya, ya, todo muy bonito, pero como el sábado el Maligno nos enchufe 4 ya me contará.

- Pero que dice hombre, este es nuestro derby, nos los pasaremos por la piedra y Barcelona se despertará triste el domingo como pregona el ínclito Hereu, excepto los pericos que de la juerga corrida no nos habremos ni acostado.

- Demasiada euforia. Solo digo que tenemos muchos precedentes desoladores. Cuando más confiados jugamos el derby, peor resultado obtenemos.

- No me venga con historias, el sábado fulminaremos a los 4 fantásticos, al surfero pasota y volveremos a ver la misma cara estreñida que puso l'amic Jan en el último derby.

- Pues yo con puntuar y proseguir la racha me conformo.

- Pues yo me conformo con que jueguen con el espíritu Zabaleta y se dejen el alma... y se gane, aunque sea con la mano de Tamudo.

- ¿Y lo de la crónica que?

- Luego, luego, que estoy tan excitado pensando en el partido del sábado que no me concentro.

- Pues mire, yo vi un equipo valiente, que salió a jugar de tú a tú en campo contrario , muy trabajado y con una definición letal.

- Es que este equipo tiene Angel, menudo partidazo se marcó.

- Y Valdo que motivado estaba, esperemos que no sea flor de un dia.

- En fin, ya miraré de colgar la crónica más tarde.

- Eso espero, que estoy impaciente por ver los adjetivos que le dedica a Mari Lacruz.

- No sea malo y no me busque las cosquillas.

13 nov. 2007

12ª Jornada : RCDE - Athletic Club 2-1

El fútbol dictó justicia. No siempre sucede, pero ayer el autogol de Aitor Ocio en el último minuto si que lo hizo. Incluso este año parece que tengamos esa suerte de los campeones, generalmente esquiva y que provoca que un equipo crea más si cabe en sus posibilidades cuando la tiene de cara. Pero no nos hemos engañemos, esa suerte se ha de buscar, se ha de trabajar, se ha de perseguir y esta temporada el equipo no está escatimando esfuerzos por conseguirla.

Las victorias conseguidas en los instantes finales saben mejor, todo el nerviosismo, congoja y ansia acumulada se transforma en una explosión de alegria cuando ves perforar la red contraria. Ya no queda tiempo para más, el fútbol ha prevalecido al antifútbol, once tiparracos colgados del larguero de Gorka no podían obtener ningún tipo de botín con un juego tan mezquino.


El Athletic, otrora grande, orgullo de las Vascongadas, es en la actualidad un equipo vulgar, todo entraga y corazón, pero con escasísimos recursos técnicos. Jokin Caparrós lo sabe y por ello plantea tácticamente sus partidos en campo contrario con la coloquial " Táctica del Embudo". Se trata de achicar espacios en defensa, con una formación ultrapoblada en la zona central y dejando libres las bandas hasta llegar a posiciones defensivas. En ataque muy fácil, exclusivamente dos hombre, uno el gigante ( Aduriz ó Llorente) que peina el balón y el otro el escurridizo delantero que ha de apañárselas para hacerse con el cuero y enchufarla sin miramientos ( Etxeberria o Gabilondo). Así llegó su primer gol. Todo eso aderezado con un juego subterráneo constante, digamos que a lo Karate Kid, dar cera pulir cera.
Este tipo de tácticas son muy ventajosas sobretodo si el trencilla de turno es permisivo con estas argucias... y a fe que Ramirez Dominguez lo fue.

Son estos tipos de arbitros los que desquician a todo un estadio, permisivo con el visitante rival y severo con los locales.
El Español, con De La Peña sobre el campo tiene un juego muy definido, todos los balones han de pasar por sus botas. La parte negativa que eso provoca es un juego excesivamente previsible, la parte positiva es que dominamos el balón, no lo perdemos con facilidad y siempre queda la posibilidad de que un pase inverosimil sea interceptado por Tamudo y acabe en gol.

Tras encajar un gol en frio, el equipo no se vino abajo y le puso ganas. Los laterales argentinos empujaron desde atrás e hicieron recular a los bilbainos, mención especial para un irregular Clemente que esta vez cuajó una excelente actuación ante su parroquia. Moises el perfecto escudero de "Lo Pelat", Valdo muy activo (aunque con la manía de no desbordar nunca por banda, sino hacia dentro) y un Riera nuevamente en plan estelar hicieron carburar al equipo, al que solo le faltaba el chut final.
Luis Garcia, algo afectado por no ir con la selección, no participó demasiado en el juego. Tamudo como de costumbre tampoco participó en exceso, no le hace falta, le bastan 3 ó 4 apariciones para marcar un gol de crack con el exterior del pie y poner en jaque a toda la defensa. Gol en el minuto 43, sin duda todo un gol psicológico.




La segunda parte continuo con el monólogo españolista, Riera como estilete ridiculizó una y otra vez a Ustariz. Fue tal el baile al defensa vizcaino, que los médicos tuvieron que atenderle tras "romperle" la cintura en tres ocasiones consecutivas. Pero el menorquín, que a veces peca de individualismo, no estuvo fino en el remate final y malogró diversas grandes ocasiones. Los cambios dieron algo de aire al centro del campo, Jonatas lo intentaba, pero se nota que el equipo no confia en él y recibió muy pocos pases en condiciones. Él por su parte, como queriendo demostrar muchas cosas en poco tiempo, se perdía en jugadas imposibles.
Y en estas cuando el tiempo cumplia a su fin, un balón largo de Clemente fue desviado por la defensa bilbaina en forma de parábola imposible hacia su propia meta, Gorka tan solo pudo mirar al cielo y maldecir su suerte. Nueva victoria perica.

Ocho partidos consecutivos invictos con 5 victorias y 3 empates, números de campeón. Txingurri te queremos!!!!


Hago mención a una curiosa crónica del "Correo Digital" :
"El Athletic visita en los últimos años el estadio del Espanyol como quien va al dentista, sabiendo que lo peor siempre está por llegar. Desde hace tres años se encuentra con una grave faena en los últimos instantes. Un repaso: en la campaña 2005-06 Corominas logró el 1-1 en el minuto 87 y en la 2006-07 Pandiani anotó de cabeza el 3-2 en el 90. Aquí Valverde ya era entrenador de los catalanes".

5 nov. 2007

11ª Jornada : Racing Cantabria - RCDE 1-1

Por motivos ajenos a la voluntad del cronista ( ni un p... bar se dignó a comprar el partido frente al Racing en mi ciudad) no pude ver el partido en cuestión y tan solo tengo referencias por la retrasmisión de radio y el escueto resumen de T.V.
Así que ruego a Lo Perico Enmascarat ( el Subheroe perico) que aporte su visión del mismo, pues sé de buena tinta que pudo ver el partido en un momento de asueto.

Supongo que mucho, mucho, no debió diferir del anterior contra el Murcia, quizás la nota más relevante fuese la revolución del once inicial con hasta 4 caras poco habituales ( Lacruz, Coro, Jonathan y Moha) que dejaron en el banquillo a la mayoría de vacas sagradas del equipo ( Tamudo, Riera, Zabaleta y De la Peña). Un penalty por bando y un empate conseguido en el último minuto que siempre deja mejor sabor de boca.

****

Lo Perico Enmascarat ha acudido presto y veloz a mi petición de auxilio como buen Subheroe y me acaba de enviar una crónica aun calentita desde el Sardinero :

Partido muy aburrido y sin tensión jugado en el campo del sardinero.
Antes, por eso, se produjo un hecho insólito cuando el Racing de Santander celebró de forma desafortunada y en una fecha que no correspondía el “15” aniversario de su ascenso a primera división. (Subieron al vencer al RCD Espanyol y enviarlo a Segunda división). Deberían pensar, que mejor momento para la celebración que hacerlo con aquel equipo al que ganamos e hicimos descender, seguro que se pone melancólico y se une a la fiesta racinguista. Supongo que el año que viene celebraran el “16” aniversario y el siguiente el “17”. Sin palabras.

En cuanto al partido, una castaña total.
Valverde experimento con las famosas rotaciones para que jugadores no tan habituales pudieran demostrar en el campo toda su valía y así dar descanso a los Tamudo y compañía.
El experimento no dio resultado, y dibujándose en el campo un equipo con ganas pero sin recursos en ataque, ni en la media. Los cambios en las bandas, Moha (que quiere y no puede) por Riera y de Coro (si no fuera por su expulsión creería que no había jugado) por Valdo, destrozaron nuestro clásico juego de bandas, anulando por completo a un solitario Jonathan que buscó y no recibió un balón en condiciones.

Un centro del campo perdido con un Moisés correoso pero que no se parece en nada al de la temporada pasada, un Lola que lo intenta pero sin apoyo de las bandas no dispone de recursos suficientes para llevar las riendas del equipo y un Luís García que como Jonathan buceaba entre las líneas cántabras en busca de balones.
La defensa que contaba con la novedad de Lacruz en el lateral, se mostraba indecisa y poco expeditiva (supongo que al sentirse asustados antes las posibles lipotimias racinguistas en el área).

El Racing, sin hacer un gran derroche de cualidades, inquietó la portería con el disparo de Tchité (en un intento de volea playera ) y de las internadas piscineras con sabor a penalti del incombustible Munitis.
La replica del Español fueron dos disparos desde fuera del área que se marcharon desviados.

En la segunda parte el equipo racinguista en vistas de la nulidad de ambas delanteras hizo lo que mejor saben hacer. Pase a Munitis, éste se encara en el área contra el defensa, hace un amago y busca un ligero contacto con su pierna. En esos momentos sufre una lipotimia y cae redondo al césped. El árbitro no duda y marca penalti.
Garay, el especialista del Racing en los nueve metros, lanza la pena máxima que detiene un atento Kameni, pero el balón rebota en el palo y cae a los pies de un Tchité que anticipándose a toda la defensa perica anota el primer tanto.

Valverde reacciona y en dos tandas muy seguidas saca la artillería pesada.
Tamudo, Riera y De la Peña por Jonathan, Moha y Lola. El Espanyol se lanza al ataque en busca de la igualada pero se estrella contra el muro defensivo del Racing. Estos focalizan sus opciones al contraataque con las internadas del innombrable O. Serrano que se hace dueño y señor de su banda.

Fruto de la impotencia, Coro (su única jugada en todo el partido) se pasa de frenada y le clava los tacos en el tobillo al innombrable. La decisión del árbitro, clara, roja directa y el Espanyol con uno menos. El Racing empieza a frotarse las manos con su posible mejor arranque liguero de la historia.
En esto que Tamudo se hace con el balón, va hacia el área, se da la vuelta y recibe un patadón en la tibia que lo deja en el suelo quejándose. Penalti clarísimo que el árbitro y el linier no quieren ver.
Llegamos al último minuto. Luis García en el área corre hacia un balón centrado en diagonal, se posiciona para chutar y es arrollado. Penalti claro que esta vez si lo ve el árbitro.
Tamudo asume la responsabilidad y sin muestras de indecisión engaña al portero igualando el partido. Final.


Un punto que sabe a gloria al haber remontado con un jugador menos y que por el momento nos mantiene en zona europea.
Lo más preocupante es que es el tercer partido seguido empatado. Solo 3 goles, 2 de penalti y uno en propia puerta. Esto demuestra que no sabemos jugar contra equipos ordenados y que se cierra bien atrás donde nuestro contraataque es nulo.


10ª Jornada : RCDE - R. Murcia 0 - 0

Castaña de partido para "Todos los santos"

Un partido jugado en jueves a las tantas de la noche, televisado, preludio de puente y ante uno de los equipos más defensivos de la liga, fiel reflejo de su entrenador Lucas Alcaraz, no podía acabar de otro manera. Empate a nada. Cerocerismo consumado. Un equipo que quiere pero no puede y otro que ni quiere ni puede. Allí se hubieran aburrido hasta los recogepelotas de no ser por las pancartas y cánticos de la Curva Jove, auténtico motor de la grada perica.

Esta claro que un equipo que dibuja un medio campo "tan" creativo con jugadores tales como el uruguayo Pablo García ( el charro con el codo más rápido al este del pecos ) y Yul Movilla Bryner, habla por si solo de las intenciones de su juego. Ni juega ni deja jugar. Si a eso le unimos un referee al estilo sajón, que no corta el juego duro y a todo dice "jueguen, jueguen" pues poco más hay que reseñar.

El partido fue soporífero, plomizo, las dos filas de 4 jugadores del Murcia bien juntitas en campo propio fueron un obstáculo imposible de salvar por un Mágico cada vez más previsible y falto de chispa. Ni la inclusión de De la Peña, siempre buscando el pase imposible, pudo poner orden en el partido. Ofreciéndose y dando siempre la cara en la primera parte, en la segunda no se le vio y Valverde tardó una eternidad en cambiarle.
Un Valdo torpón y un Riera desbravado como la gaseosa de cantina, nunca pisaron la cal, con lo cual todas las jugadas por el centro fueron fácilmente desactivadas por las defensa pimentonera.

Buen trabajo de toda la cobertura y mención especial para un corajudo Chica, que quiso demostrar que puede tener muchos minutos en este equipo.

Un par de ocasiones de Tamudo y un larguero de Chica fue todo el bagaje ofensivo del equipo, por parte del Murcia tan solo un cabezazo de Regueiro digno de reseñar.